Skip to content

Historia del fútbol – Parte II

9 septiembre 2009

Alberto Ohaco, líder del Racing séptuple campeón

Alberto Ohaco, líder del Racing séptuple campeón

El dominio de Racing y el amateurismo marrón
Luego del reinado de Alumni desde principios de siglo, la década siguiente fue el momento de Racing. El equipo de Avellaneda ganó siete títulos en forma consecutiva desde 1913 hasta 1919 de la mano de Alberto Ohaco, su goleador.
Ese útimo año fue la temporada en la cual también Boca obtiene su primer campeonato pero en la otra Asociación, la que contaba con equipos menos reconocidos. La seguidilla de títulos de Racing fue la causa del mote de “Academia”, producto de sus éxitos continuos y la clase de sus jugadores.Estos fueron los años en lo que comenzaron a desaparecer los colegios y los pioneros del fútbol que se inició en la Argentina de la mano de Watson Hutton.
El año 1920 tendrá dos particularidades únicas. Boca y River se consagraron campeones sin haber jugado entre ellos, motivo de la división organizativa que se dio con la salida de Hutton en 1912 y duró hasta 1926 exceptuando los torneos entre 1915 y 1918 en los cuales, en forma momentánea, las dos asociaciones volvieron a unificarse.
La otra curiosidad de esa temporada es que el actual monarca en cantidad de títulos profesionales, River Plate, sólo obtuvo uno en el ámbito amateur que le sirvió para destronar a Racing, equipo que se coronaría también en 1921 ganando ocho títulos en nueve años.
En la década de los veinte los equipos comenzaban a buscar su sitio, fue por eso que River se mudó de la Isla Maciel a Recoleta, en la zona cercana a la que, actualmente, se encuentra Canal 7. En 1924, un año más tarde, Boca construyó su primer estadio y se consagró campeón por cuarta vez pero siempre en el torneo de menor jerarquía.
En 1925 las vueltas olímpicas la dieron Huracán y, cuando no, Racing. No obstante, Boca fue declarado campeón de honor debido a ser el primer equipo argentino en realizar una gira por Europa y, además, cosechar resultados impresionantes: jugó 19 partidos, ganó 15 y sólo perdió uno. Otro que se afianza en su lugar es Independiente, equipo que construye el primer estadio de cemento de toda Sudamérica en 1928.
En el final de la década ya comenzaron a verse algunos indicios de pagos a futbolistas. Esta época fue denominada “amateurismo marrón” con varios clubes que abonaban sueldos encubiertos a sus jugadores, ya sea a través de viáticos o incluyéndolos en las nómina de personal de las empresas de los dirigentes.
En 1929 se produjo un hecho histórico inolvidable para media ciudad de La Plata, Gimnasia y Esgrima se consagró por primera y única vez campeón de un torneo argentino.El año siguiente fue el último de la era amateur y quedó en manos de Boca Juniors, ahora sí enfrentando a los más poderosos, debido a una nueva unificación de las competiciones.
Anuncios
One Comment leave one →
  1. Enrique permalink
    10 septiembre 2009 23:28

    Esperamos ansiosos la parte III, saludos desde Bahía Blanca.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: