Skip to content

Me quedó para la muda…

11 diciembre 2009

Y no, bien no está. Seguro que se hacen cosas muchos peores, pero bien no está. La verdad es que por mucho tiempo me quise convencer de que era un impulso que debía reprimir. De hecho lo reprimí siempre.

 Pero ese día las cosas no me venían saliendo bien. El subte repleto, calor insoportable, un profesor que no profesa y un dolor de muelas de aquellos hicieron que mi caminata sea un manojo de nervios y bronca.

  A lo lejos la vi. Como siempre inquieta. Por un momento pensé que me miraba, al instante deseché esa idea. Su estado de alerta se confundía con su aparente timidez.

  Estaba a metros cuando me decidí. Lo iba a hacer, nada me importaba. Apuré el paso, un saltito casi imperceptible enderezó mi carrera y centró mi objetivo.

  Se movió apenas pero lo suficiente para alterar mi maniobra. Ya estaba lanzado y no podía dar marcha atrás…

 ¿Podés creer que la paloma me quedó para la zurda? ¿Podés creer que le erré? La muy turra parecía conocer de mi desnivel motoro y casi ni voló para esquivar mi proyecto de patada.

 Por suerte el fútbol y sus derivados siempren dan revancha.

Anuncios
One Comment leave one →
  1. Fogateira permalink
    24 marzo 2010 3:24

    juauaujaaa a entrenar la zurda licenciado..!
    vuelva subir un cuento a deporpurri. Se extrañan.

    Saludos

    el de la fogateira

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: